Demandarán al colegio.

Demandarán al colegio.

Demandarán al colegio.

Con una eucaristía en el templo del casco urbano de Colón, se conmemoró los dos meses de la tragedia que enlutó a cuatro familias, luego de la muerte de igual número de niños, donde también varios menores resultaron heridos.

Cabe recordar que el caso se presentó al mediodía del 14 de noviembre del 2019, cuando un bus encargado de transportar a varios estudiantes de la Institución Educativa Técnica Agroambiental San Carlos, en zona rural del municipio de Colón, de un momento a otro cuando se encontraba en una rampa empezó su marcha hacia atrás sin control dejando 4 víctimas mortales.

Los menores fallecidos fueron identificados como, Danna Michel Bolaños de seis años; Nicole, de seis años; Yan Carlos, de siete, y Jorge, de nueve años. De igual manera, cinco más resultaron heridos.

Entre tanto, voces de reclamo se escucharon entre los familiares de las víctimas, Lizzed Vanessa Obando Ortiz, de 23 años y madre de Danna Michel Bolaños quien cursaba preescolar comentó, “hasta el momento no tenemos certeza de nada, solo son rumores, al parecer el conductor no estaba dentro del bus, sino unos menores, siendo dejado encendido por el conductor”.

La progenitora pidió que se investigue a fondo y se logre determinar de quien es la responsabilidad, “uno confía en una Institución, yo dejé a mi hija en el colegio pensado que era un lugar seguro, pero nunca imaginé que perdería la vida”.

Padres demandaron

Entre tanto el abogado Sebastián Everardo López Jurado apoderado de una de las víctimas, y de los menores heridos explicó, “lo que se pretende es hacer un estudio jurídico para determinar a quién le compete la responsabilidad en cuanto a la tenencia del vehículo que causó el accidente, el estado mecánico del vehículo, la idoneidad de la persona que ostentaba el cargo de conductor del bus para transportar estudiantes”.

Agregó, “nos encontramos frente a un accidente de tránsito en el que existió una flagrante omisión al deber de cuidado, lo conocido hasta hoy muestra que existió descuido y exceso de confianza en la forma en que fue estacionado el bus al interior de la institución, a pesar de que se conocía la cantidad de niños que se encontraban al momento de la hora de salida estudiantil, por tal motivo las entidades que tenían vinculación directa están llamadas a responder».

El apoderado de las víctimas señaló “la conducción está catalogada como una profesión peligrosa y requiere que la persona que tiene a cargo un vehículo, tome todas las medidas necesarias de precaución para evitar este tipo de accidentes”.

También es preciso indicar que las entidades involucradas en este lamentable hecho, tienen la obligación de responder por los perjuicios ocasionados.

Fuente: Diario del Sur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter your keyword